Mayo 2024

Familias neurodiversas: qué necesitan cuando viajan

Los viajes en familia suelen tener un propósito en común: crear recuerdos duraderos que fortalezcan los lazos entre sus miembros. Sin embargo, los desafíos y las recompensas son rara vez iguales, en especial entre familias neurodiversas, aquellas con niños autistas, con trastorno por déficit de atención e hiperactividad o dislexia, entre otros.

Sus viajes están marcados por una combinación única de alegrías, retos y aprendizajes, en los cuales la colaboración de los prestadores de servicios de viaje es fundamental; de hecho, el 46 % de estas familias prefiere hacer planes y tomar decisiones con la ayuda de agencias online de viajes.

Las familias neurodiversas son muy activas en el sector y están en constante búsqueda de la mejor experiencia para sus niños, tanto así que, entre las que viajarán durante el 2024, el 72 % planea visitar un destino en el que nunca estuvo. Dados los desafíos y expectativas que acompañan estas travesías, es clave saber qué necesitan cuando viajan.

Transporte, alojamiento y actividades

El 64 % de familias neurodiversas utiliza su vehículo personal dada la flexibilidad que este les provee y también por la posibilidad de empacar todo lo que puedan necesitar durante el viaje (61 %). En este caso, los proveedores de servicios del sector pueden ayudarlos con recomendaciones de rutas o datos puntuales sobre el destino que les faciliten las tomas de decisiones respecto al equipaje.

Otro 64 % planea hospedarse en una cadena de hotel tradicional, en parte por la confianza que tiene sobre el servicio y porque podría considerar que el establecimiento está mucho más preparado para sus demandas. Para el 68 % es muy o extremadamente importante que los hoteles publiquen fotos detalladas de las habitaciones, dadas las demandas puntuales de sus niños.

En cuanto a las actividades, tenemos que el 90 % de estas familias viaja motivada por gozar de momentos de diversión con sus hijos, relajación y la posibilidad de escapar de la rutina. Por ello, están especialmente interesados en actividades familiares en lugares abiertos, tal como playas, parques temáticos, zoológicos o acuarios.

Desafíos y respuestas

Cada familia neurodiversa afronta retos diferentes y particulares, aunque de manera usual relacionados con los costos de las actividades y servicios (dadas sus demandas únicas), así como con la seguridad.

Entre los desafíos que más se suelen señalar de forma puntual tenemos que el 75 % afirma que su elección final del destino se ve influenciada por las multitudes que podría encontrar y que resultarían ser abrumadoras para sus hijos.

Asimismo, el 66 % señala que la actitud de otras personas ante el comportamiento de sus niños también es un factor que toma en cuenta al elegir el destino a visitar.

Si bien es cierto que los retos son parte de cada viaje (y todo tipo de viajero), existen áreas en las que los proveedores de servicios del sector se pueden enfocar para atraer a familias neurodiversas y, más importante, satisfacer sus demandas y necesidades.

Por ejemplo, deben estar preparados para atender requerimientos únicos, lo que significa que sus colaboradores tienen que estar entrenados y capacitados; además, deben facilitar el acceso a información clave sobre el destino, como leyes, costumbres y cultura local.

Las familias neurodiversas, al igual que todas, buscan experiencias felices y memorables, sostenidas en su caso sobre la paciencia y la empatía. Al atenderlas bajo estas condiciones, el sector y los diversos actores que lo conforman pueden ofrecerles alternativas de verdad inclusivas e inolvidables.

Fuente: Portrait of family travel: autism, ADHD and neurodiversity – MMGY (abril 2024)

promperu

Únete a nosotros y recibe nuestro boletín mensual